“Los hombres olvidan antes la muerte de su padre que la pérdida del patrimonio” Nicolás Maquiavelo”

Como abogado experto en insolvencia, y en divorcios, les puedo decir con total seguridad que la gran mayoría de matrimonios suelen acabarse debido a problemas financieros, siendo este un aspecto que pocas parejas atienden en condiciones cuando están iniciando una relación. Este hecho, en sí mismo, es preocupante, porque hablamos de convivir con una persona por el resto de lo que queda de vida.

Aquí hago la salvedad de que hablo de parejas ESTABLES, con las que piensa conformar una familia. Para las pareja ocasionales, más vale seguir estos consejos.

Cinco preguntas financieras que debería hacerle a su pareja

Aclaro que la elección de una pareja es un asunto eminentemente subjetivo: Usted verá si escoge a su pareja porque tiene el trasero grande, es “caribonita”, le cae bien a sus amigos o le hace reír. Pero de lo que no se salvará es de tener que aprender a vivir con las consecuencias de su elección, tales como las flatulencias manañeras de su pareja, su insoportable y metida familia (en especial la suegra) y, como no puede ser de otra forma, la relación que su pareja tiene con el dinero, que si es muy mala lo puede llevar a la ruina.

En este orden de ideas, una persona que desee tener una relación de pareja exitosa, al menos desde el punto de vista financiero, debería de hacerle estas preguntas a su pareja:

1. Cuánto se gana, qué tiene y cuánto debe su pareja?: La respuesta a esta pregunta no sólo mejorará la comunicación en la relación, sino que le servirá para tener un panorama claro de qué tan responsable es su pareja con el dinero, y qué tan graves podrían ser los problemas y retos que pueden enfrentar a futuro. Por experiencia, puedo decir que la discusión de este punto también permitirá saber qué tan transparente es su pareja con usted, y también servirá para desenmascarar a esa persona que está con usted por interés. El dinero y las deudas son el mejor pelador de cobre que existe en el mundo.

2. Cómo fue la relación con el dinero en el hogar paterno de su pareja?: La familia influye muchímo en cómo nos vamos a comportar con la pareja, y aquí el dinero no es la excepción. Por lo que es recomendable conocer si su pareja recibía mesada de pequeña y qué hacía con ella, o si sus padres se endeudaban mucho para conseguir cosas de uso diario, como pagar colegios o mercados. Esta información servirá para saber qué hábitos financieros no quieren que se repitan en su nuevo hogar, y también para determinar cuáles hábitos financieros adquirió su pareja de joven (como el ahorro).

3. Qué será de los dos, y qué no, cuando se casen. Esto es importante, porque va a evitar la infidelidad financiera, que es ocultarle ingresos, o deudas, a su pareja. Se recomienda hacer una cuenta conjunta pero mantener montos de dinero separados, para cada uno, que garanticen manetener cierta libertad individual después del matrimonio. Además, recomiendo leer este artículo.

4. Tiene claro su pareja cuánto se va a gastar en los hijos?. Esta pregunta se traduce no sólo en cuántos hijos piensan tener, sino en cómo los van a mantener y si ambos tienen claro el costo económico de tenerlos. Es por eso que ambos deberán tener claro cuánto cuestan los colegios, ir a la universidad, la guardería (o si es más conveniente que lo cuiden los abuelos) o aspectos más banales como la recreación.

5. Cuáles son las metas financieras de su pareja, y cuáles de ellas son prioritarias? Cómo planea conseguirlas? Esta pregunta es crítica, porque va a determinar si ambos están en la misma tónica o sin van a terminar cogiendo por su lado, lo que podría llevar al fracaso de su relación. Un ejemplo claro es cuando una persona tiene metas cortoplacistas y poco realistas (como viajar por el mundo en plan mochilero, o constuir “experiencias”) pero la pareja tiene planes a largo plazo (como ahorrar para su retiro, o tene un negocio propio). O cuando una persona quiere lo que todos quieren (casa, carro y beca) pero su pareja quiere invertir y estructurar un ingreso pasivo a largo plazo, así aplace obtener todas esas cosas por un tiempo. En la respuesta es importante el cómo planea hacer realidad esas metas, ya que esto permitirá indentificar si su pareja tiene los pies en la tierra o si, por el contrario, es una buena persona más que vive de la fantasía del romanticismo excesivo.

Artículo adaptado de este vídeo de Youtube